Test rápido de antígenos saliva Covid-19 (individual)
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Test rápido de antígenos saliva Covid-19 (individual)

EXCLUSIVO PARA PERSONAL SANITARIO, DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS, LABORATORIOS Y CENTROS DE ANALISIS CLINICOS.

No destinado para uso particular. 
Para el uso del test deben seguirse estrictamente las instrucciones de uso. Estas pruebas deben realizarse por personal sanitario autorizado y capacitado para la toma de muestras. AVISO: La tramitación del pedido supone la aceptación explícita de las advertencias legales contempladas.

Venta en formato individual

12,50 €
Impuestos incluidos
check Disponible en stock
 

Producto certificado.

 

Envío gratuito en pedidos superiores a 19€

Descripción

Las investigaciones demuestran que el virus del SARS-CoV-2 es estable en el fluido oral durante largos períodos de tiempo a temperaturas cálidas.

La prueba rápida de antígenos COVID-19 (fluido oral) es una prueba de detección cualitativa de los antígenos del SARS-CoV-2 en muestras de fluido oral de individuos con sospecha de infección por SARS-CoV-2.

La Prueba Rápida de Antígenos de COVID-19 es inmunoensayo cromatográfico rápido para la detección cualitativa de los antígenos de la proteína de la nucleocápside del SARS-CoV-2 presentes en el Fluido oral humano.
Solo de uso profesional para el diagnóstico in vitro.

USO PREVISTO
La Prueba Rápida de Antígenos de COVID-19 (Fluido oral) es un inmunoensayo cromatográfico rápido destinado a la detección cualitativa de los antígenos de la proteína de la nucleocápside del SARS-CoV-2 presentes en las muestras del Fluido oral de los sujetos sospechados de estar infectados por el SARS-CoV-2, junto a las presentaciones clínicas y los resultados de las otras pruebas de laboratorio.

Los resultados sirven para la detección de los antígenos de la proteína de la nucleocápside del SARS-CoV-2. Un antígeno generalmente puede detectarse en las muestras de la vía respiratoria superior durante la fase aguda de la infección. Los resultados positivos señalan la presencia de antígenos virales, pero también es necesario hace una correlación con el historial clínico de los pacientes, y otra información de diagnóstico, para determinar el estado de la infección. Un resultado positivo no excluye la infección bacteriana ni la coinfección con otros virus. Es posible que el agente detectado no sea la causa definitiva de la enfermedad.

Un resultado negativo no previene la infección de SARS-CoV-2, y por tanto no debe usarse como la base única para el tratamiento del paciente ni para su gestión. Un resultado negativo no debe ser tratado como un presunto, y debe ser confirmado mediante un ensayo molecular cuando se lo necesite para la gestión del paciente. El resultado negativo debe considerarse en el contexto de las exposiciones recientes del paciente, su historia clínica, y la presencia de signos clínicos y síntoma consistente con el COVID-19.

Producto no apto para autodiagnóstico, exclusivo para diagnóstico in vitro por profesional sanitario

Ficha técnica

ALLTS100